lunes, 4 de abril de 2011

Recomendaciones para mujeres con infecciones urinarias recurrentes

RECOMENDACIÓN A PACIENTES CON INFECCIONES URINARIAS


a) Mantener la orina con un bajo pH (5.5 o menos)es decir mantener la orina acida
ingesta de vitamina C, o con tabletas de Cranberry o con la ingesta elevada de frutas y proteinas.
Consumir carnes blancas /rojas originará la presencia de acidos organicos derivados de la dieta(urea) que acidificarán la orina al igual que las frutas.
aumentar la ingesta liquida, orinar cada 2 a 3 horas, orinar antes de acostarse y antes y después de las relaciones sexuales, evitar diafragmas y espermicidas,
evitar en uso de pañales o toallas de cuidado diario,
evitar baños de espuma y aditivos químicos a los baños, aplicaciones intravaginales de Lactobacillus casei, aplicación de estrógenos intravaginales en mujeres postmenopausicas
b) Asegurar micciones eficaces (vejigas balanceadas) con bajo residuo urinario postmiccional.
No aguantar jamas las ganas de orinar.
Orinar con tranquilidad, nunca apurada
c) Presencia de una adecuada cantidad de bacilos acidofilos de Doderlein, sobre todo en etapas peri y postmenopausicas, donde usualmente la población de bacilos acidofilos de Doderlein disminuirá considerablemente.
Advertirles que deben estar pendiente al tomar antibioticoso con los lavados vaginales excesivos
d) Evitar las vulvovaginitis de etiologias variadas (profilaxia ginecológica), por lo cual todo tipo de flujo (leucorrea) debe llevar a la mujer a la consulta especializada (ginecólogo).
e) No deberán realizarse excesivos lavados vaginales y mucho menos con soluciones antisepticas. Solo con su baño diario o posterior a realizar relaciones sexuales y siempre con jabones neutros, jabones infantiles, jabones de glicerina, o jabones de avena. En caso de tener que realizarse lavados ginecológicos:
Con dispositivos o duchas, no hacerlo jamas de abajo (ano) hacia arriba (vagina) ya que estarían “contaminandose”.
f) Relaciones sexuales frecuentes (4 a 12 veces por mes). Las relaciones sexuales infrecuentes están relacionadas a las cistitis agudas y/o crónicas.
g) De realizarse relaciones sexuales anales, hacerlo con la debida proteccion del preservativo y sin combinar vias de entrada. Luego de la relación lavarse muy bien, aunque se haya utilizado un método barrera.
h) No utilizar protectores vaginales “diarios”, ni tampones vaginales, ya que promueven la posibilidad de colonizacion bacteriana vagino-uretral, ni geles espermicidas.


i) Regularizar la actividad intestinal (tratar de tener regularidad defecatoria)
j) Evitar irritantes urinarios en la dieta alimenticia diaria (café, té, bebidas gaseosas, bebidas alcoholicas, colorantes, snack bar (tostitos, papitas, tostones, chicharrones), cítricos y lácteos, enlatados, carnes ahumadas o saladas, frituras o grasas excesivas, frutas ácidas (manzanas, fresas), tomates crudos, encurtidos, embutidos, chocolate, jugos artificiales, salsas elaboradas.

i. Deberá asegurarse una ingesta de liquidos abundantes (2 a 3 litros al dia)

4) Es trascendental el papel del hombre en la transmisión de enfermedades que provoquen infecciones urinarias recurrentes en la mujer. Las prostatitis pueden ser consideradas como enfermedades de transmisión sexual con todas sus consecuencias por lo cual debemos estudiar microbiologicamente al hombre y en casos de cistitis recurrentes femeninas y en casos de prostatitis a repetición en el hombre y debemos cuidar a nuestras pacientes con el uso de preservativo y tratar no sólo a la mujer sino tambien al hombre.

5) Advertirles a las pacientes de la íntima relación existente entre alimentación, hábitos sexuales, hábitos miccionales, higiene gineco-urológica y la ocurrencia de infecciones urinarias recurrentes y de infecciones ginecológicas de índole variada.

6) Advertirles a las pacientes que si presentara cualquiera afección ginecológica un 60% de ellas podrían tener secundariamente afectación inflamatorio-infecciosa de sus vias urinarias, por lo cual es imprescindible no descuidar el área gineco-urologica.

7) Es imprescindible valorar el impacto que las infecciones urinarias a repetición han tenido en la vida diaria de la paciente (QOL), con repercusiones en su esfera intima, familiar, social, profesional,

8) Crear nuevos planes o esquemas de tratamiento que abarquen no solo los aspectos de fármacos antibióticos sino tambien fármacos musculotrópicos y anticolinérgicos, fármacos específicos para las infecciones de transmisión sexual (I.T.S) como la Chlamydia trachomatis, Ureaplasma urealyticum, Mycoplasma hominis, Gardnerella vaginalis, la Trichomona vaginalis, especies de Staphylococcus, Mobiluncus curtisii, entre otros) y recomendaciones conductuales sobre los hábitos alimentarios, miccionales, sexuales y de higiene que hagan a la paciente femenina mas resistente al desarrollo de infecciones urinarias recurrentes, sin olvidar agregar fármacos de sustitución o reemplazo hormonal (estrógenos) cuando sean necesarios, por presentar la paciente indicaciones precisas para su utilización (deprivación estrogénica perimenopáusica o por castración quirurgica, cuantificada por examenes de niveles hormonales de hormonas sexuales séricas, por las condiciones clinicas de los tejidos dependientes de las hormonas sexuales (aparato ginecológico, aparato urinario inferior, musculatura del piso pélvico) donde conseguiremos receptores estrogénicos en altas concentraciones, y por las repercusiones clínicas óseas (en la densimetría ósea) de la deprivación estrogénica.
9) Según muchos investigadores una pequeña parte de pacientes sintomáticas con infección urinaria recurrente tendrán como microorganismo causante la Escherichia coli, dándosele diagnosticos equivocados y tratamientos no adecuados, por lo tanto hay que pesquisar organismos “no usuales” como los causantes de infecciones de transmisión sexual.

Extraido de Urologiaaldia extraordinaria pagina de el colega Dr. J Potenziani

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada